Corredor Biológico Farrapos – Queguay

A fines de 2017, se comenzó a trabajar en una excelente iniciativa para promover un paisaje conectado a nivel de biodiversidad, denominado Corredor Biológico Farrapos-Queguay. La iniciativa es liderada desde la sociedad civil por las Organizaciones de la Sociedad Civil CEADU, Centro de Estudios Paysandú, Grupo Queguay Canoas, Grupo Esteros de Farrapos y Vida Silvestre Uruguay, y cuenta con la financiación de la Unión Europea.

 

DSC05085 (1)

¿Cuál es el objetivo?

La iniciativa busca desarrollar una forma innovadora para apoyar la conservación en las áreas protegidas, promoviendo su integración con el territorio que las rodea, a través de la gestión integrada de las áreas protegidas y la matriz en la que están insertas.

Este ejercicio se hará con el Parque Nacional Esteros de Farrapos e Islas del Río Uruguay, el Área de Manejo de Habitats y Especies Esteros y Algarrobales del Río Uruguay (ambos en Río Negro) y el Área Protegida con Recursos Manejados Montes del Queguay (Paysandú).

El resultado final será una propuesta de ordenamiento territorial conjunta entre los dos departamentos involucrados. Por este motivo ambas Intendencias y el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP) participan en el proyecto y apoyarán la elaboración de los productos necesarios durante todo el proceso. A nivel local también participarán organizaciones de la sociedad civil, municipios, productores, ligas y asociaciones de ecoturismo y escuelas rurales.

DSC03975

¿Cómo participa Vida Silvestre Uruguay?

Para alcanzar su objetivo, el proyecto plantea varias etapas y Vida Silvestre Uruguay participa en muchas de ellas.

En primer lugar elaboró un documento sobre el marco conceptual de conectividad entre áreas protegidas. Allí se propone, entre otras cosas, trabajar sobre la base de que un corredor biológico es un territorio planificado, multi-funcional, que sostiene los flujos hacia y desde áreas de interés para la conservación, con el objetivo de sostener la biodiversidad y los servicios ecosistémicos asociados en todo el territorio.

Vida Silvestre Uruguay también elaboró una propuesta de delimitación del área del proyecto en base a criterios de conectividad estructural a nivel de paisaje. Dicha área incluye ecosistemas de bosque ribereño, bosque parque, palmares de Yatay, matorrales, pastizales, humedales, pajonales y vegetación asociada a playas arenosas y dunas. Esta propuesta fue presentada y discutida con las Intendencias de Paysandú y Río Negro en marzo de 2018.

En Vida Silvestre Uruguay creemos que los territorios admiten la promoción de múltiples usos y su compatibilidad depende, antes que nada, de manejar la mejor información disponible. En ese sentido trabajamos fuertemente para que la información sobre biodiversidad y ecosistemas de Uruguay esté al alcance de estos importantes procesos de planificación. En el corto plazo realizaremos talleres de consulta para compartir la información recabada y recibir aportes de las comunidades, gobiernos y socios locales.